Medidas de apoyo al emprendedor

Publicado el 18 marzo, 2013 por en Fiscal con Comentarios desactivados en Medidas de apoyo al emprendedor

Medidas de apoyo al emprendedor y estímulo del crecimiento

Medidas de apoyo al emprendedor

El pasado 23 de febrero se publicó en el BOE el RDL 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo, por el que se adoptan medidas, con carácter de urgencia, dirigidas a desarrollar la estrategia de emprendimiento y empleo joven, fomentar la financiación empresarial a través de mercados alternativos, reducir la morosidad en las operaciones comerciales y, en general, fomentar la competitividad de la economía española.

Para los AUTÓNOMOS que inician una actividad se establece un marco fiscal más favorable con el objetivo de incentivar la creación de empresas y reducir la carga impositiva durante los primeros años de ejercicio de una actividad:

En el Impuesto sobre Sociedades se establece un tipo de gravamen reducido para las entidades de nueva creación, constituidas a partir de 1-1-2013, que realicen actividades económicas. Tributarán, en el primer período impositivo en que la base imponible resulte positiva y en el siguiente, con arreglo a la siguiente escala, excepto si deben tributar a un tipo diferente al general:

– Base imponible entre 0 y 300.000 euros, tipo del 15%.
– Base imponible restante, al tipo del 20%.

No obstante, cuando al sujeto pasivo le sea de aplicación la modalidad de pago fraccionado establecida en la LIS art.45.3, la escala anterior no será de aplicación en la cuantificación de los pagos fraccionados.

A los efectos aquí previstos, no se entenderá iniciada una actividad económica:

– Cuando hubiera sido realizada con carácter previo por otras personas o entidades vinculadas y transmitida, por cualquier título jurídico, a la entidad de nueva creación.
– Cuando hubiera sido ejercida, durante el año anterior a la constitución de la entidad, por una persona física que ostente una participación, directa o indirecta, en el capital o en los fondos propios de la entidad de nueva creación superior al 50%.

Asimismo, no tendrán la consideración de entidades de nueva creación aquellas que formen parte de un grupo, con independencia de la residencia y de la obligación de formular cuentas anuales consolidadas.

Por lo que se refiere al I.R.P.F.

Exención de las prestaciones por desempleo en su modalidad de pago único (LIRPF art.7.n)

Con efectos desde 1-1-2013, se suprime el límite de 15.500 euros, actualmente aplicable a la exención de las prestaciones por desempleo en la modalidad de pago único.

Reducción por inicio de una actividad económica (LIRPF art.32.3 y disp.adic.38ª)

Con la finalidad de fomentar el inicio de la actividad emprendedora, se establece una nueva reducción del 20% sobre los rendimientos netos de la actividad económica obtenidos por los contribuyentes que hubieran iniciado el ejercicio de una actividad económica y determinen el rendimiento neto de la misma con arreglo al método de estimación directa:

– Esta reducción será aplicable en el primer período impositivo en que el rendimiento neto resulte positivo y en el período impositivo siguiente a éste.
– Sólo resulta aplicable a los contribuyentes que hayan iniciado el ejercicio de una actividad económica a partir de 1-1-2013.
– Se entiende que se inicia una actividad económica cuando no se haya ejercido actividad económica alguna en el año anterior a la fecha de inicio de la misma, sin tener en consideración aquellas actividades en cuyo ejercicio se hubiera cesado sin haber llegado a obtener rendimientos netos positivos desde su inicio.
– Cuando posteriormente al inicio de la actividad se inicie una nueva actividad sin haber cesado en el ejercicio de la primera, la reducción ha de aplicarse sobre los rendimientos netos obtenidos en el primer período impositivo en que los mismos sean positivos y en el período impositivo siguiente, a contar desde el inicio de la primera actividad.
– La cuantía de los rendimientos netos sobre la que se aplica la reducción no puede superar el importe de 100.000 euros anuales.
– Esta reducción no resultará de aplicación en el período impositivo en el que más del 50% de los ingresos del mismo procedan de una persona o entidad de la que el contribuyente hubiera obtenido rendimientos del trabajo en el año anterior a la fecha de inicio de la actividad.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación de los usuarios. Si sigues navegando, entendemos que estás de acuerdo con su uso. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies